Una buena presentación

Haz que tu presentación sea algo extraordinario

Os voy a compartir unos consejos sobre cómo hacer una buena presentación. Estas líneas son un resumen del libro «Haz que tu presentación sea algo extraordinario» de Dan Roam.

Una buena presentación debe decir una verdad, contar una historia. Con esto nos referimos al contenido de nuestra presentación y tendremos en cuenta el contexto en el que lo contaremos. Esa historia debe llegar a la mente y los corazones de nuestra audiencia.

Es imprescindible conocer bien el contenido y las diferentes partes que lo componen, así como lo que no es esencial en una versión más resumida. Una vez identificado el mensaje clave, debemos darle forma, esto nos ayudará a poner en orden nuestra presentación. La mejor forma de captar y mantener la atención de la audiencia es contar una historia. Las historias llaman nuestra atención y son más fáciles de recordar que las listas de sucesos. Al crear la historia, según su naturaleza, tendremos en cuenta las distintas líneas argumentales, según estemos informando, explicando algo, dando un discurso o relatando un drama.

Finalmente, esa historia debe incluir imágenes. Para representar problemas, ideas o historias, podemos desglosarlos en 6 aspectos de información diferente pero complementarios y qué podemos representar gráficamente de la siguiente manera:

Estos 6 aspectos nos sirven para comprender, reconocer y recordar casi todo lo que aprendemos. Cabe destacar que podemos dibujar nosotros mismos lo que queramos transmitir o apoyarnos en fotos o imágenes de bancos de datos.

Antes de la puesta en escena, ensayaremos nuestra presentación teniendo en cuenta la regla de las 3 P: planifica, prepara y practica.

En el momento de la presentación, sé tu mismo y recuerda mirar a tu audiencia.